Autor: manuelcruz

¡Jerusalén, Jerusalén…!

“Si me olvido de ti, Jerusalén, que se me paralice la mano derecha. Que se me pegue la lengua al paladar si no me acuerdo de ti, si no pongo a Jerusalén en la cumbre de mis alegrías.(S.136)   Este Salmo, que recoge el canto de esperanza del pueblo judío durante su exilio en Babilonia, ha sido durante los largos siglos en que vivió en la diáspora, uno de los más repetidos en sus oraciones. Cua...

Read More »

Lo que nos está matando

Como gran aficionado a la marina, el académico Arturo Pérez Reverte se concedió a sí mismo una “patente de corso” periodística – en definitiva corsario- para atacar con descarnado y descarado estilo, ideas preconcebidas, petulancias eruditas y todo lo que se le antoja contrario a la libertad y la verdad. Por eso tiene tantos amigos como enemigos. Como lo leo con gusto aunque veces no coincid...

Read More »

Puigdemont, el Lutero del separatismo

Se lamenta Puigdemont, en una cadena de televisión rusa, de que el Estado español vea la unidad de España como un “asunto religioso”, o sea, como un dogma intocable. Curioso, ¿eh? ¿Y cómo ve Puigdemont la independencia de Cataluña si no es como otro dogma “religioso? ¿Quién es el hereje a quemar en la hoguera? Como hoy se puede decir todo lo que se quiera en nombre de la sacrosanta libertad de exp...

Read More »

Cataluña como signo de los tiempos

Al hilo del Evangelio de San Lucas, correspondiente a la Misa del viernes 27 de octubre, me preguntaba cómo podríamos interpretar la locura separatista del ya extinto gobierno catalán como un signo de los tiempos. Ese día no soplaba viento del sur que anunciara bochorno ni aparecían nubarrones en el limpio cielo azul de la hermosa Cataluña; la tormenta estaba dentro de las mentes obnubiladas de un...

Read More »

un axioma olvidado: en democracia no todo es válido

El “caso” del golpe catalán nos puede dejar muchas enseñanzas. Por ejemplo, sobre la esencia de la política y de la comunicación. Hay que reconocerlo sin rodeos: La Generalitat ha ganado por goleada al Gobierno en ambas materias, de manera que los catalanes están mucho mejor informados de lo que quieren ser que los españoles de a pie, liados con la supuesta debilidad de Rajoy, la tardanza en trami...

Read More »

El sueño de una noche otoñal

Por un momento, me encantaría que los separatistas catalanes se salieran con la suya. ¿Queréis independencia? ¡Pues tomad independencia! Automáticamente se les cerrarían las puertas de Europa, dejarían de circular libremente, tendrían necesidad de visados, se les aplicarían los aranceles pertinentes a todas sus exportaciones e importaciones, se cerrarían las plantas industriales, empezando por la ...

Read More »

Al fin, el diálogo

He tenido ocasión de asistir a un encuentro secreto mantenido por el presidente Mariano Rajoy y el de la Generalidad, Carlos Puigdemont. No me pregunten como ha sido posible esta cita ni tampoco donde ha sido. Pero se de buena fuente que un mediador internacional –puede que Tony Blair- consiguió ponerlos de acuerdo para que pudieran dialogar sin condiciones previas. Esto fue lo que escuché:  ...

Read More »

Adiós, Puigdemont, adiós

Parece que están cambiando las tornas en Cataluña. No solo la sociedad silenciosa ha empezado a salir a la calle, sino que las grandes empresas que huyen en busca de seguridad jurídica, han dejado al descubierto lo que todavía nadie se había atrevido a denunciar, a pesar del famoso 3 por ciento: que la Generalitat se ha convertido en una banda de malhechores, según la célebre definición de San Agu...

Read More »

La suerte está echada

El simulacro del referéndum de Cataluña me ha recordado la famosa frase de Julio César al pasar el rio Rubicón, de vuelta a Roma tras conquistar la Galia. “Alea iacta est”. Pues eso: la suerte está echada. No importa ahora demasiado quien puede cantar victoria. Puigdemont ha tenido su “plebiscito” gracias a la complicidad –rebelión- de los “mossos” y Rajoy ha conseguido el suyo, vía poder judicial...

Read More »

‘Independencia o “pendencia”

Cuando la independencia de Marruecos, en marzo de 1956, -lo cuento porque estaba allí…- las calles de las principales ciudades se llenaron de gente eufórica que cantaba feliz: “¡Daba, kulshi dialna!” ¡Ahora todo es nuestro…! “La calle es nuestra, las casas son nuestras, los mercados son nuestro, todo es nuestro…!” Y un segundo coro contestaba : “Eigua!…“¡Si, todo es nuestro” . Recuerdo a una...

Read More »
Ir a la barra de herramientas