Autor: Juan Carlos García Jarama

Dios y el mundo (II).

Dios y el mundo (II).

*En el texto anterior, al comenzar la reflexión sobre la relación del mundo y Dios, hicimos mención del ateísmo como la negación, no sólo de aquella relación sino del mismo Dios. Hoy día nombrar a Dios se hace cada vez más difícil, debido a un proceso creciente de secularización del mundo y endiosamiento del hombre; éste, se ha enorgullecido de sí tanto que se ha olvidado de Dios. Ahora, quisiera ...

Read More »
Dios y el mundo (I).

Dios y el mundo (I).

*Retomamos nuestro itinerario reflexivo acerca de algunas cuestiones de interés para todo creyente que quiere hacer de su fe un acto personal, consciente y bien fundado. Ya vimos cómo la razón humana, en su natural discurrir, y a partir del conocimiento de cuanto le rodea, puede llegar a afirmar la existencia de Dios. Si bien no todos los hombres lo han hecho con acierto, ni con facilidad o sin me...

Read More »
El hombre también puede conocer cómo es Dios (y VII).

El hombre también puede conocer cómo es Dios (y VII).

*Venimos comentando, en los últimos textos, cómo el hombre puede conocer, apoyado en la luz natural de su sola razón (es decir, incluso sin haber recibido el don sobrenatural de la fe), algunas cualidades del ser íntimo de Dios. Es cierto que no se tratará de un conocimiento exacto, tan cierto como el conocimiento religioso de la fe que se apoya en lo que Dios mismo nos ha revelado sobre su propio...

Read More »
El hombre también puede conocer cómo es Dios (VI).

El hombre también puede conocer cómo es Dios (VI).

*Hemos visto que, a partir de las cosas naturales que nos rodean, el hombre puede conocer o aproximarse, por la fuerza de sus sola razón, a lo más profundo de Dios. La semejanza de las perfecciones descubiertas en las cosas son un reflejo (o al menos pueden serlo) para que nos preguntemos por su causa última, por el grado supremo en que dichas perfecciones se dan, por el sentido último de todo. Pe...

Read More »
El hombre también puede conocer cómo es Dios (V).

El hombre también puede conocer cómo es Dios (V).

* Además de las cualidades (atributos) anteriores, la razón humana, cuando investiga acerca de Dios, puede descubrir en él otros muchos predicados algunos de los cuales, aunque enunciados de forma negativa, permiten al hombre hacerse una idea más completa de la realidad divina. Porque nuestro lenguaje resulta del todo inadecuado, a veces con este tipo de expresiones conseguimos aproximarnos a lo q...

Read More »
El hombre también puede conocer cómo es Dios (IV)

El hombre también puede conocer cómo es Dios (IV)

*Estamos comentando algunas de las cualidades (atributos) de Dios, a los que tiene acceso la inteligencia del hombre, incluso sin el auxilio de la fe. Un conocimiento, como dijimos, imperfecto pero no por eso inválido, que se apoya en las perfecciones que descubrimos en las cosas y en las personas que nos rodean, y que de alguna manera nos hablan de la causa de esas mismas perfecciones: una Causa ...

Read More »
El hombre también puede conocer cómo es Dios (III).

El hombre también puede conocer cómo es Dios (III).

*Visto que Dios es uno –en su doble significado de simple y de único- vamos a examinar lo que queremos decir cuando afirmamos que Dios es también bueno. Recordamos que nos movemos en el nivel del conocimiento humano, de la razón natural, y no únicamente en el ámbito de la fe: a estas realidades puede llegar el hombre con el recto ejercicio de su pensamiento, incluso cuando no ha recibido la luz so...

Read More »
El hombre también puede conocer cómo es Dios (II).

El hombre también puede conocer cómo es Dios (II).

*Decíamos la vez anterior que, gracias a las perfecciones que encontramos en las cosas que nos rodean, podemos sospechar cómo es Dios, la causa primera y el origen absoluto de todas ellas: en él se deben dar todas esas perfecciones pero sin las limitaciones con que las descubrimos en nuestro mundo, sino en su grado más pleno y eminente. En unas ocasiones las podemos enunciar en positivo, como cuan...

Read More »
El hombre también puede conocer cómo es Dios (I).

El hombre también puede conocer cómo es Dios (I).

*Hemos expuesto en los textos anteriores los principales argumentos que algunos pensadores cristianos han desarrollado, desde antiguo, para afirmar la existencia de Dios, por la sola luz de la razón natural. Es verdad que cada uno de ellos, por separado, puede no ser totalmente eficaz, o que no siempre consiga su finalidad cuando se expone a una persona no creyente y éste no queda convencido. Pero...

Read More »
RAZONES DE LA FE: El hombre puede demostrar, racionalmente, la existencia de Dios (y IV).

RAZONES DE LA FE: El hombre puede demostrar, racionalmente, la existencia de Dios (y IV).

*Hablábamos la última vez de dos argumentos que, aunque tal vez no tienen el peso filosófico de los otros anteriormente explicados, no carecen por ello de cierto valor, sobre todo en cuanto signo o interrogante para la conciencia del hombre que, insaciable en su inteligencia, busca continuamente el conocimiento de la verdad: se trataba del testimonio de los místicos y del consenso universal respec...

Read More »
Ir a la barra de herramientas