Autor: jaimenoguera

El mundo es para las personas

Hace tiempo que la última revolución tecnológica, la de las IT, nos está lanzando un mensaje al que parecemos estar haciendo oídos sordos. La mecanización ha marcado un camino de no retorno: que las máquinas hagan de máquinas, para que las personas comiencen a ejercer de personas. Dicen algunos que la internet puede acabar con las relaciones interpersonales. No sé; por de pronto, gracias al correo...

Read More »

Apología de la sonrisa

Veo gente sonreír. Y no son personas “que pasen de todo”.  Son gente normal. El poder de la sonrisa es una magnitud objetiva, con leyes propias. Una pasión poderosa la de las sonrisas, más poderosas en el corazón del hombre incluso que la libertad. No es que las personas que no tienen sonrisas no tengan instintos ni pasiones nobles: la sociedad que ellos conciben es aquella cuya sustan...

Read More »
Barcelona, 17 de agosto de 2017

Barcelona, 17 de agosto de 2017

«La difusión de la fe mediante la violencia es algo insensato. La violencia está en contraste con la naturaleza de Dios y la naturaleza del alma. “Dios no se complace con la sangre; no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios… quien quiere llevar a otra persona a la fe necesita la capacidad de hablar bien y de razonar correctamente, y no recurrir a la violencia ni a l...

Read More »
La bondad

La bondad

Llevo unos días rodeado de gente buena. Gente que reza. Gente que hace cosas por los que viven a su alrededor. Me piden “que no hable de ellos”… o sea, que no les identifique. Ellos mandan… Lo que más impresiona y arrastra de la bondad es su aliento, el ardor generoso que la impulsa y nos hace advertir en ella al hombre preocupado por la suerte de sus semejantes, en cada mo...

Read More »
La realidad y los deseos

La realidad y los deseos

“Es que… no sé qué hacer con mi vida”. ¿Cómo? Conectar la realidad y los deseos es un ejercicio de madurez al que conviene acostumbrarse. La idea inicial es sencilla, pero da calambre: tomar una hoja en blanco, mejor apaisada, trazar dos líneas verticales para dividir la hoja en tres bloques, anotar en uno “lo que quiero hacer”, en otro “lo que puedo hacer” y en el tercero “lo qu...

Read More »
“¿Pasados de moda?”

“¿Pasados de moda?”

Me miran “raro”. Me toman por un integrista o un radical cuando digo que sólo se debe comulgar estando en gracia de Dios. ¿Qué tiene de raro? Aunque a alguien le suene a cosa rancia y extraña: ¡Quiero ser santo! ¡Quiero ir al cielo! Y sé que es lo más importante de mi vida. Confío en la misericordia de Dios. Hace unas semanas, en Sao Paulo ―Brasil―, con ocasión del funeral que se estaba celebrando...

Read More »

Ser coherente

Los vuelos transoceánicos de más de diez horas dan para mucho. Para ver películas. Para comentarlas. Para pensar. He visto, dos veces cada una, dos pelis: “Hasta el último hombre” y “Silencio”. Comienzo por la segunda: estoy de acuerdo con la reflexión de Mons. Munilla. Hablaba con mi amigo Miguel, colega profesional y compañero de asiento en el vuelo, de lo difícil que resulta mantenerse firme en...

Read More »
¿Escondidos?

¿Escondidos?

¿Tenemos que vivir escondidos? ¿Por qué? Uno sólo se esconde cuando, consciente de obrar mal, no quiere que le encuentren. O cuando le persiguen y su vida peligra. Un buen amigo mío, Carlos, alto directivo de una empresa de las grandes en España, ha “padecido” el envío de un “anónimo” dirigido al más alto nivel en su organización, protestando por haber hablado de Jesús en una reunión con su equipo...

Read More »
La Misa de los ucranianos. Un par de apuntes.

La Misa de los ucranianos. Un par de apuntes.

No cabía un alfiler en el templo. Hasta los topes: y la nave, en la parroquia del Buen Suceso de Madrid, es grandecita. Una misa larga: dos horas. Cantando y rezando. Más parecida a la liturgia en rito hispano, que a la romana a la que estamos habituados. Allí no se movía nadie, si no era para besar las manos del obispo, para cantar o para contemplar de cerca los iconos “que te miran a ti”. Entern...

Read More »
Acción de gracias

Acción de gracias

Si no quisieras Tú, yo no podría. Si no pudieras Tú, yo no querría; pero es que quieres Tú, que ahora me miras y puedes siempre Tú, que siempre miras. Y ahora me has tocado, Tú sabrás por qué lo has hecho, Padre de la Historia, Padre de la pasión, Padre del tiempo.   P.D. Si llego yo a saber que no se puede explicar lo que se siente cuando el Señor se sirve de ti para dar la bendición…

Read More »
Ir a la barra de herramientas